Inicio Amor El Incienso

El Incienso

157
Compartir

Ya hace por lo menos 5.000 años desde que el incienso arde en las iglesias, es un imprescindible en todas las prácticas rituales y religiosas. Antiguamente se utilizaba para disimular el olor de un animal sacrificado, y para establecer un ambiente receptivo entre el hombre y Dios.

Origen del incienso

Se usaban hierbas aromáticas y madera y se tiraban al fuego. No sólo tiene de especial el aroma, también  sus vibraciones son importantes. Hay que destacar que algunas plantas desprenden un olor distinto cuando son quemadas.

Ritual con incienso

Ayuda a potenciar cualquier ritual; ya que crea una ambiente mágico. A nosotros nos ayuda a dirigir nuestra propia energía personal. El humo se eleva para llevar nuestro mensaje y nuestra energía a las divinidades invocadas.

Incienso purificador

Un consejo antes de realizar cualquier hechizo o ritual, es utilizar el incienso para purificar el ambiente, de esta manera alejaremos cualquier energía negativa que nos pueda perjudicar. No es algo obligado, pero sí nos ayudará bastante.

Tipos de inciensos

No todos se queman de la misma manera, depende de la energía que queramos atraer, podemos utilizar unas fórmulas especiales u otras. Cada incienso tiene sus peculiares vibraciones, y es el mago quién decide cuál es la mejor para cada ocasión.

Félix Trola

Compartir
Artículo anteriorEl Tarot evolutivo
Artículo siguienteAceite de Hipérico