Inicio Amor EL AMBIENTE ERÓTICO

EL AMBIENTE ERÓTICO

118
Compartir

Aunque parezca obvio, cuando se trata de conseguir la mejor respuesta a un estímulo erótico, es evidente que el momento y el ambiente son muy importantes: la luz, la temperatura, los colores, las imágenes, la intimidad…, todo es importante.
Un ambiente erótico para una persona, puede no serlo para otra
Cada persona tiene su propio imaginario erótico respecto al ambiente en el que le gusta mantener relaciones sexuales. Por ello, a la hora de elegir el sito para mantener una relación sexual, es preciso conocer las preferencias de cada persona respecto a espacios (pueden ser muy variados) y otros aspectos (colores, olores, música, decoración…) que propician el deseo y la excitación.

Conocer lo que más erotiza es importante. Todas las personas tenemos nuestras peculiaridades eróticas; la mayoría son convencionales, pero también existen menos convencionales, las que, de forma coloquial, se llaman fetiches. Las peculiaridades eróticas, tanto las más convencionales como las que lo son poco, nos enriquecen y ayudan a elaborar pensamientos y fantasías que estimulan el deseo, a decorar de forma erótica y utilizar objetos que tienen un significado erótico especial.

En general, propiciar un entorno que resulte agradable y dedicar un tiempo a relajar cuerpo y mente para comunicarse, pueden considerarse recursos esenciales para crear este estado mental.

© GOVERN ILLES BALEARS
http://dgsalut.caib.es