Inicio Amor ¿QUÉ SOMOS CAPACES DE AGUANTAR POR AMOR?

¿QUÉ SOMOS CAPACES DE AGUANTAR POR AMOR?

3081
Compartir

 

Convivir en pareja no es fácil, para que funcione a menudo tenemos que ceder, hacer esfuerzos por adaptarnos al otro, ser más tolerables con sus costumbres, horarios y sus manías o maneras de hacer las cosas.

 

Pero ¿ hasta dónde estás dispuesto a hacer concesiones por tu pareja?. ¿Cuál es tu límite? ¿Por dónde no estarías dispuesta a pasar?.

 

En ocasiones hacemos cosas que no queremos por complacer al otro, pero ¡cuidado! , si esto sucede a menudo puede acabar por generarnos resentimiento y quizá terminemos explotando.

Estas son algunas de las cosas que se suelen hacer por complacer al otro:

  1. Recoger sus cosas y ocuparte de su desorden, al principio de la convivencia es posible que sea algo sin importancia, pero con el tiempo ir recogiendo su ropa o sus cosas dejadas en cualquier parte puede hacerte sentir como su criada y acabar superándote.

 

  1. Él se convierte en el dueño del mando a distancia y tú acabas viendo más fútbol del que te gustaría o tragándote programas que ni loca verías si no fuera por pasar una rato junto a él en el sofá. Algunas mujeres recurren a trucos como entretenerse con su móvil o su tablet, pero otras realmente no lo soportan.

 

  1. La típica discusión por bajar la tapa del Water, cerrar el bote del champú o tirar de la cadena , suelen ser asuntos que con el tiempo acaban saturando.

 

  1. A muchas mujeres no les queda más remedio que escuchar lo bien que le sale a la madre de él aquel delicioso postre que preparaba los domingos o el estupendo toque que le da a la paella. Mejor que no trates de competir en esto o acabarás sintiendo a tu suegra como a una rival.

 

  • Algunos de sus amigos son difíciles de soportar y se presentan en casa sin avisar o sólo para las juergas y luego no están cuando se necesitan y tienes que aguantar a sus amistades.

Una de las cosas que suele ser complicada de llevar es la típica ex con la que tu pareja se sigue llevando estupendamente y que se empeña en que entiendas que sólo son buenos amigos, cuando tu preferirías seguramente que desapareciera por completo de su vida, no vaya a ser que “ donde hubo fuego ,aún queden cenizas”, como dice el refrán.

A veces sientes que quiere más a su coche que a tí, hay hombres que tratan con más cuidado a su vehículo que a su chica.

A una mujer le gusta estar al lado de alguien trabajador que le proporcione cierta seguridad, pero sin excederse, pasar demasiado tiempo en el trabajo al final puede pasar factura a la relación de pareja para la que queda poco tiempo.

Cuando tu pareja no es detallista y olvida fechas importantes como aniversarios, cumpleaños o ni te pregunta cómo te ha ido el día, quizá al principio le justifiques , pero con el tiempo puedes acabar por sentirte desatendida y poco valorada.

Es importante que haya un equilibrio en la relación y que la mujer no sienta que siempre le toca a ella hacer ciertas cosas.

Algo que perjudica mucho a la pareja es la falta de comunicación, en el día a día se pueden dar situaciones que den lugar a malentendidos, que si no se van aclarando se acumulan generando resentimiento, es importante hablar las cosas , buscar un momento para compartir y buscar un acercamiento afectivo, cosas básicas como interesarse por cómo le ha ido el día, cenar juntos o planear algo para hacer en el tiempo libre son cosas importantes para mantener una buena relación.

Con respecto a aquello que a cada uno le molesta del otro, se puede negociar y llegar a acuerdos, lo importante es no perder el diálogo y las ganas de que la convivencia sea lo más agradable posible para ambos.

Hablar de una manera clara y respetuosa sobre lo que nos gustaría mejor.

María F Abellán